El Samsung galaxy note 8 se deja ver

Con una muy buena llegada a todos los públicos del Galaxy S8 y su versión Plus y el problema de las baterías del Note 7 en segundo plano, Samsung parece haber vuelto a las trincheras de guerra para volver a dominar el mercado de la gama alta. El siguiente y gran paso es el Galaxy Note 8, que con un pasado muy turbio pero con un futuro realmente prometedor, podría dar un golpe sobre la mesa para dominar el mercado o hundir definitivamente una línea que se ha visto más perjudicada que ninguna otra en el mundo Android.




Hace unos días revelaron algunas especificaciones e incluso algunos renders sobre el futuro aspecto del Galaxy Note 8. Y es que tal y como hemos comentado anteriormente, se trata de un terminal muy determinante para Samsung. El lanzamiento de este dispositivo debe salir bien, pues después del calbario que la firma ha sufrido con las baterías de su anterior modelo, que por cierto, volverá al mercado, no se puede permitir otro encontronazo de estas características. Por este motivo, todo apunta a que Samsung tirará por lo seguro, sin arriesgar mucho con el modelo que vaya a venir y siguiendo la tónica que parece haber empleado estos últimos meses.

Los rumores y filtraciones en torno al nuevo terminal llevan ya varias semanas dando vueltas, así que el diseñador gráfico Benjamin Geskin ha decidido reunirlos para dar vida a un diseño conceptual que representa cómo sería el Galaxy Note 8 en base a todas las pistas que hemos ido escuchando hasta ahora y en base a todas las declaraciones de trabajadores de la firma. Las imágenes dejan ver un teléfono con la misma pantalla del S8, aunque en este caso de 6,4 pulgadas, botón para llamar a Bixby y una zona trasera donde se centrarían las principales novedades. Para resumirlo rápidamente, estaríamos ante un Galaxy S8, con algo más de pantalla, una doble cámara trasera y quizás algunas especificaciones a nivel de software y hardware algo mejoradas.

Pero hay un detalle que no se nos puede pasar por alto y lo encontramos en la parte trasera. Allí donde se encuentran las dos cámaras vemos como el sensor de huella dactilar ha desaparecido. De hecho, ha desaparecido completamente, pues no lo encontramos ni en la parte delantera ni en la parte trasera del dispositivo, algo que nos hace pensar que Samsung lo ha olvidado apostando fuerte por alternativas como el escáner facial o es escáner de iris para desbloquear el dispositivo.

Sin duda alguna se trata de un render más que interesante y que creemos que podría ser muy positivo para Samsung, pues recoge el exitoso diseño del Galaxy S8 y lo lleva un poquito más allá sobre todo en cuanto a cámaras se refiere. Por el momento se trata solo de un render, de modo que no hay nada oficial, pero ya empezamos a ver por donde va el nuevo Galaxy Note 8.